¿Os habíais dado cuenta de que el logotipo de Artèpolis está inspirado en el “Bronce Carriazo”? Lo escogí porque es una pieza que, a pesar de su pequeño tamaño, contiene detalles interesantes y posee, no una, sino muchas lecturas del pasado de Sevilla. Sólo 10 cm de bronce nos hablan de la importancia del comercio en el mediterráneo durante el Bronce Final, la hibridación de culturas y del culto de una de las divinidades más expandidas.

Cristina Barragán, de Arqueohespérides, y yo, hablamos acerca del “Bronce Carriazo”, empezando por lo que conocemos de Tarteso y terminando con el estudio iconográfico de la pieza y el culto a la diosa Astarté en la Península Ibérica. Al final del vídeo encontraréis la bibliografía por si queréis profundizar más en este interesante tema. Dejad vuestros comentarios si os ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *