Por Zoraida Álvarez Carvajal.

María del Rosario Fernández, apodada La Tirana, es considerada una de las mejores actrices de los teatros de la Corte del siglo XVIII. Nace en Sevilla y estudia en el Colegio de Declamación de la ciudad, una institución fundada y dirigida por Pablo de Olavide para implantar un nuevo tipo de teatro de corte neoclásico.

Su carrera.

Gracias a su buena formación, ingresa en 1773 en la Compañía de los Reales Teatros de los Sitios de Madrid, hasta que éstos son suprimidos en 1777.

Con su marido, el actor Francisco Castellanos apodado El Tirano (debido a la cantidad de ocasiones que había representado papeles de ese carácter), dirige una compañía amparada por Carlos III. Visitan varias ciudades, principalmente Barcelona. Durante este periodo, María del Rosario Fernández (o La Tirana, así conocida por el apodo del marido), practica un gran abanico de recursos dramatúrgicos, representando, desde autores grecolatinos y neoclásicos, así como a Calderón de la Barca Rojas Zorrilla, Goldini o Molière, entre otros, tan aplaudidos por el gran público.

El autor Juan Ponce la contrata en 1780 para su compañía en Madrid. Se le ofrece el cargo de “sobresaliente de versos” y unas condiciones económicas y artísticas de una primera dama. Aunque éstas no cumplen con lo exigido por La Tirana, que finalmente será contratada por la compañía de Manuel Martínez para el Teatro de El Príncipe.

Su carrera asciende y varios autores la alaban en sus versos y críticas.

“Poseía un estilo fantástico, expresivo, rápido y armonioso, con el cual obligó al auditorio a que muchas veces aplaudiese lo que no era posible entender”.

Leandro Fernández de Moratín

Representa obras clásicas como Andrómaca (Racine), Hipermenestra (Lemierre) o Talestris, reina de Egipto (Metastasio), así como obras contemporáneas como El pintor de su honra, Fuego de Dios en el querer bien (Calderón de la Barca) o El mejor alcalde del Rey (Lope de Vega).

A pesar de las negativas de su marido a enviarle sus joyas y trajes para los escenarios, María Teresa Cayetana de Silva -duquesa de Alba-, le ofrece maravillosos trajes y complementos.

María del Rosario Fernández se jubila en 1797 y pasa a la historia del teatro como una gran actriz, que supo acoplar la tendencia española (vociferante y gesticulante) con la francesa (sosegada y pausada).

Estos dos cuadros fueron encargados a Goya por María del Rosario Fernández. El primero data de 1794 y está en la Fundación Juan March y el segundo, de 1799, está en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Cuartetos y retratos.

Aquí os dejo una entrevista muy interesante al director del programa de música de la Fundación Juan March, Miguel Ángel Marín, y al director de Museos y Exposiciones de la Fundación Juan March, Manuel Fontán. La entrevista es previa al concierto “Cuartetos y retratos, Boccherini y Goya”, transmitido por Radio Clásica de RNE.

https://www.march.es/videos/?p0=12081&jwsource=cl

Fuentes:

Si queréis disfrutar de una visita guiada de Sevilla podéis contar conmigo, como historiadora del arte y guía oficial de turismo de la Junta de Andalucía.

Espero que os haya gustado. Podéis dejarme vuestras impresiones y dudas en comentarios. No olvidéis que tenéis mucha información sobre Historia del Arte en Sevilla y en general, en TwitterInstagram y Facebook, así como un canal en Telegram.

¡Os espero en el siguiente post!

close

¡Hola! 👋 Soy Zoraida.

Si te gusta lo que hago, puedo enviarte las actividades y rutas que organizo.

¡No te enviaré spam! Lee la política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *