Por Zoraida Álvarez Carvajal.


Artèpolis es un proyecto personal que nace para pensar y divulgar sobre el patrimonio de Sevilla y Andalucía. Es un recorrido a través de sus historias para ponerlas en valor, enriquecer nuestra visión del pasado y así, comprender mejor nuestro presente.
Suscribiros al boletín y contactad si queréis hacer una visita guiada para conocer la Historia del Arte de Sevilla y Andalucía.


¿Os habéis dado cuenta de que en muchísimas ciudades de España hay una importante tradición de siglos atrás de cerámica y alfarería? Pues las patronas del gremio de los olleros, ceramistas y alfareros son las santas Justa y Rufina que, además, son las santas patronas de algunas de estas ciudades.

En algunas ciudades se celebra su onomástica el día 19 de julio, pero en Sevilla y en otras, siguiendo la tradición medieval hispánica por los libros litúrgicos mozárabes, se celebra el 17 de julio.

Leyenda de las Santas Justa y Rufina.

Según la leyenda, estas hermanas Justa y Rufina nacieron en Sevilla en los años 267 y 270, respectivamente. La ciudad, Hispalis, se hallaba bajo dominio romano con Probo como emperador y Diogeniano como prefecto de Hispalis. Esta familia cristiana de origen humilde se dedicaba profesionalmente a la alfarería, vendiendo sus productos cerámicos en el barrio de Triana.

En una procesión de la diosa Venus, en la que se rememoraba la muerte de Adonis, se pedía limosna para los ídolos paganos por las calles de la ciudad. Al pasar por la casa de las hermanas, éstas se negaron a dar la limosna, por tratarse de un rito contrario a su fe cristiana. Algunos paganos rompieron piezas cerámicas de su tienda y en respuesta las hermanas rompieron la estatua de Venus.

Debido a la trifulca que se armó, el prefecto de la ciudad, decidió encarcelar a las hermanas para que renegasen de su fe, donde fueron torturadas y pasaron hambre y sed. Según la tradición, estas mazmorras coinciden con las galerías subterráneas del Colegio Salesiano de la Santísima Trinidad, llamadas “sagradas cárceles” y donde se conserva una columna de mármol con una cruz tallada de unos 10 cm que habrían hecho con sus uñas las hermanas, durante su encarcelamiento.

Viendo Diogeniano que sobre sobrevivían aferradas a su fe, se las castigó caminando descalzas hasta la Sierra Morena. Al sobrevivir nuevamente se las volvió a encarcelar, falleciendo en la prisión la hermana pequeña, Justa, el 17 de julio del año 287, siendo su cuerpo arrojado a un pozo. Rufina fue arrojada a un león en el anfiteatro, pero el animal le lamió las vestimentas en lugar de atacarla, por lo que Rufina fue degollada y sus restos incinerados. Poco después, el obispo Sabino recogió el cuerpo de Justa y las cenizas de Rufina para enterrar juntas a las hermanas mártires en el cementerio de los cristianos, que en Sevilla coincide con la Iglesia de los Capuchinos, en la Ronda.

Probablemente la hagiografía de las santas ya estaba compuesta en los siglos VI-VII. El culto fue acrecentándose, sobre todo por la Bética, como atestiguan las inscripciones, los oficios de los libros litúrgicos, los calendarios mozárabes; y la cantidad de templos y altares que se les fueron dedicando a lo largo de los tiempos, entre los que destacan el templo mozárabe de santa Justa en Toledo y la iglesia y monasterio levantados sobre las cárceles de su martirio por el rey Fernando III el Santo.

Patronazgo de las Santas Justa y Rufina.

Cuando en 1589 se fundó en Triana el gremio de los olleros (ceramistas), las Santas Justa y Rufina fueron elegidas como patronas del mismo. Son co-patronas de Sevilla y son también patronas de las ciudades de Manises, Orihuela, Payo de Ojeda, Maluenda y Huete⁣. Si nos trasladamos a Francia, allí son patronas de los alfareros en Montauban y la Iglesia de Prats de Molló está bajo su advocación.⁣

Restos y reliquias y de las Santas Justa y Rufina.

Muchos se preguntan dónde se conservan las reliquias de santa Justa y Rufina. Sus restos, que en principio fueron enterrados por el obispo Sabino en el cementerio cristiano de Sevilla, se trasladaron en algún momento a la iglesia de San Jorge de Alcalá de los Gazules junto con los restos de los santos patronos de Cádiz.

En el siglo XVIII se ofreció como regalo a la Seo de Zaragoza reliquias de las santas y de allí se llevaron a la iglesia de las Santas Justa y Rufina de Maluenda, que conserva dos reliquias de las santas, concretamente, una parte de la canilla del brazo de Santa Justa y una porción de la cabeza de Santa Rufina. En dicha iglesia se conserva un magnífico retablo dedicado enteramente a estas santas, con la representación de las diferentes escenas de su leyenda. He encontrado este vídeo donde podéis verlo.

Iconografía de las Santas Justa y Rufina.

Según su iconografía, los atributos con las que se las representa y que nos ayudan visualmente a reconocerlas, son las piezas cerámicas que nos indican su profesión, la palma como símbolo de martirio y por supuesto la Giralda, la torre de su ciudad, aquella que protegieron durante el terremoto de Carmona del año 1504. Desde entonces, se las representa enmarcando la Giralda. A veces también las vemos representadas, como en el cuadro de Goya, con el león lamiendo a santa Rufina y la estatua pagana rota por el suelo. En otros cuadros las veréis con las cadenas y los instrumentos de tortura, pero este recurso es menos frecuente.

Listado de obras de arte de las Santas Justa y Rufina.

Para el vídeo de la cabecera, he utilizado la sinfonía de Primi toni, seconda parte, de la compositora Leonora Duarte. El listado de obras de arte en las que se representa a santa Justa y Rufina que aparecen en el vídeo:

  1. Juan Rius y Domingo Ram en 1413. Retablo mayor de la iglesia Santas Justa y Rufina, en Maluenda.
  2. Maestro de Moguer, escuela de Alejo Fernández, 1515. Iglesia de Santa Ana, de Sevilla.
  3. Hernando de Esturmio, 1555. Retablo de la capilla de los Evangelistas de la Catedral de Sevilla.
  4. Jerónimo Hernández, 1586. Iglesia del Divino Salvador, de Sevilla.
  5. Cerámica de Hernando de Valladares, 1600. Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  6. Pacheco, 1616-18. Colección particular.
  7. Miguel de Esquivel, 1620. Catedral de Sevilla.
  8. Velázquez, 1629-1632. Focus-Abengoa.
  9. Zurbarán, 1635-1640. National Gallery of Ireland.
  10. Taller de Zurbarán. Fitzwilliam Museum, Cambridge.
  11. Murillo, 1665. Meadows Museum.
  12. Murillo, 1665-66. Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  13. Vidriera de Juan Bautista León, 1685. Capilla de San Antonio de Padua, de la Catedral de Sevilla.
  14. Pedro Duque Cornejo, 1728. Catedral de Sevilla.
  15. Juan de Espinal, 1760. Ayuntamiento de Sevilla.
  16. Goya, 1817. Catedral de Sevilla.
  17. Antonio María Esquivel, 1844. Museo del Romanticismo.
  18. José Guitiérrez de la Vega, 1846.
close

¡Hola! 👋 Soy Zoraida.

Si te gusta lo que hago, puedo enviarte las actividades y rutas que organizo.

¡No te enviaré spam! Lee la política de privacidad para más información.

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *