Por Zoraida Álvarez Carvajal.


Artèpolis es un proyecto personal que nace para pensar y divulgar sobre el patrimonio de Sevilla y Andalucía. Es un recorrido a través de sus historias para ponerlas en valor, enriquecer nuestra visión del pasado y así, comprender mejor nuestro presente.
Suscribiros al boletín y contactad si queréis hacer una visita guiada para conocer la Historia del Arte de Sevilla y Andalucía.


Torre y portada

«Este sobredicho rey Don Alfonso, estando doliente de sus ojos de muy gran mal saltósele el ojo derecho del casco e prometió a Nuestra Señora la Virgen María el hacer aquí una iglesia que le dijesen Santa Ana Madre de Nuestra Señora e luego en una hora se le tornó el ojo sano y en su lugar».

Esta es la inscripción que señala en el barrio de Triana el origen de la Iglesia de Santa Ana, conocida popularmente en Sevilla como la Catedral de Triana.

La Real Parroquia de Señora Santa Ana está considerada el primer templo que construido en Sevilla tras la Conquista de Castilla y León. Debe su aspecto general a las tendencias artísticas del siglo XIII y a las reformas y añadidos que se realizarán posteriormente. El templo es de planta rectangular con tres naves, la mayor es más alta y ancha, sin crucero. Hay capillas adosadas a las naves del Evangelio y de la Epístola. El coro está en el penúltimo tramo de la nave central. Los cinco tramos de las naves están separados por arcos apuntados que descansan sobre pilares rectangulares. Es probable que la iglesia estuviera fortificada en sus orígenes, al estar fuera de las murallas de la ciudad y algo alejada del Castillo de San Jorge. Las naves terminan en capillas poligonales, siendo la central mayor que las demás.

Vista de la nave central

Una de las obras que más me interesan de esta iglesia es el retablo, uno de los de mayor interés artístico de Sevilla. Nufro Ortega y Nicolás Jurate se encargaron de la arquitectura del retablo y de las tallas, mientras que Pedro de Campaña se encargó de las quince pinturas sobre tabla. El conjunto completo se realizó entre 1542 y 1565. El camarín central se realiza en el siglo XVII y está presidido por el grupo de santa Ana y la Virgen con el Niño, tallas de candelero del siglo XIII retocadas en el XVII por Francisco de Ocampo.

Santa Ana, con la Virgen y el Niño

Espero que os haya gustado este post. Podéis dejarme vuestras impresiones en comentarios. No olvidéis que tenéis mucha información sobre Historia del Arte en Sevilla y en general, en Twitter e Instagram. Si queréis una visita guiada a la Iglesia de Santa Ana de Sevilla, podéis contar conmigo, como guía de la Junta de Andalucía.

Os espero en el siguiente post.

A continuación, os dejo el post del Instagram con algunas anécdotas interesantes sobre la iglesia. ¿Conocéis alguna más?

close

¡Hola! 👋 Soy Zoraida.

Si te gusta lo que hago, puedo enviarte las actividades y rutas que organizo.

¡No te enviaré spam! Lee la política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *