El culto a la Inmaculada Concepción fue proclamado dogma de fe el 8 de diciembre de 1854 por el Papa Pío IX:

La bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano.

La Virgen María se convierte en la nueva Eva.

Aunque para leer y comprender este artículo no es necesario conocer de antemano la historia del misterio de la Inmaculada Concepción, recomiendo para los más curiosos la lectura del artículo Santa María la Blanca. Su apartado Marianismo es breve y muy interesante para comprender del todo la iconografía de la Inmaculada Concepción.

Una nueva representación de la Virgen Inmaculada.

Hacia finales de la Edad Media apareció una nueva representación de la Virgen Inmaculada. Se trataba de la Virgen María, enviada desde el cielo por Dios que la había elegido para la obra de la Redención, descendiendo a la tierra, con la mirada dirigida hacia ésta, las manos unidas sobre el pecho y aplastando con sus pies la serpiente tentadora como contrapartida del pecado original.⁣⁣

Tota pulchra es.

La imagen está asimilada a la novia del Cantar de los Cantares, uno de los libros del Antiguo Testamento y del Tanaj. Es la sulamita del pseudo Salomón: «Tota pulchra es, amica mea, et macula originalis non est in te […]» (IV, 7).

Toda hermosura eres, María. Y la mancha original no está en ti. Tú eres la gloria de Jerusalén. Tú, la alegría de Israel. Tú eres el honor de nuestro pueblo.  Tú eres la abogada de los pecadores. ¡Oh, María. Virgen prudentísima. Madre clementísima. Ruega por nosotros.  Intercede por nosotros ante Nuestro Señor, Jesucristo.  En tu concepción fuiste inmaculada.  Ruega por nosotros al Padre cuyo Hijo diste a luz. Señora protege mi oración. Y llegue a ti mi clamor. Amén.

Una de las cinco antífonas para los salmos de las segundas vísperas de la festividad de la Inmaculada Concepción. El texto está tomado del libro de Judit y del Cantar de los Cantares.

Este tema, que se desarrolla primero de forma literaria y pasa después al arte plástico, tiene por propósito ensalzar la inmaculada e intachable virginidad de María.

La mujer vestida de sol.

Algunos atributos se toman del Apocalipsis (San Juan Evangelista):

Apareció en el cielo una señal grande, una mujer envuelta en el sol, con la luna debajo de sus pies y coronada con doce estrellas.⁣⁣

Apocalipsis 12.

Diego Velázquez pintó esta pareja de cuadros en los que aparece la Inmaculada Concepción representada con las pautas de su maestro Francisco Pacheco, y San Juan en la isla de Patmos, escribiendo el Apocalipsis con la visión de la Mujer vestida de sol.

Las Letanías Lauretanas.

Sus otros símbolos han sido popularizados por las Letanías de la Virgen del santuario italiano de Loreto, conocidas como Letanías Lauretanas. Se trata de una recopilación de metáforas extraídas, fundamentalmente, del Cantar de los Cantares y del Antiguo Testamento. Ésta fue aprobada por Sixto V en 1587.

Aquí se compara a la Virgen con los astros, como el Sol, la Luna o la Estrella del mar; con árboles y flores, como Jardín cerrado, Fuente de los jardines, Pozo de agua viva, Olivo, Cedro del Líbano, Lirio que florece entre espinas, Rosa sin espinas; y otras metáforas como Espejo sin mancha, Torre de David, Ciudad de Dios, Puerta del cielo…

Las visiones de Santa Beatriz y El arte de la pintura.

A partir de las visiones de Santa Beatriz, Francisco Pacheco estableció los rasgos físicos de la Virgen en El Arte de la Pintura:

No tiene niño en los braços, antes tiene puestas las manos, cercada del Sol, coronada de Estrellas, i la Luna a los pies […].

Esta pintura (como sabe[n] los doctos) es tomada de la Misteriosa Muger que vio San Iuan en el cielo con todas aquellas señales. I assí la pintura que sigo es la más conforme a esta sagrada revelación del Evangelista […].

Ase de pintar con tunica blanca, i manto azul; que assí apareció esta Señora a doña Beatriz de Silva […]. Vestida de Sol, un Sol ovado de ocre i blanco, que cerque toda la imagen unido dulcemente con el cielo; coronada de estrellas, Doze estrellas compartidas en un círculo claro entre resplandores, sirviendo de punto la sagrada frente, las estrellas sobre unas manchas claras formadas al seco de purissimo blanco, que salga sobre todos los rayos […]. Una corona imperial adorne su cabeça, que no cubra las estrellas. Debaxo de los pies la luna; que aunque es un globo sólido (tomo lice[n]cia para hazerlo) claro i transparente sobre los paises, por lo alto más clara i visible la media Luna, con las puntas abaxo […]. Suele poner en lo alto del cuadro Dios Padre, o el Espíritu Santo, o ambos, con las palabras del Esposo, ya referidas. Los atributos de tierra se acomodan acertadamente por pais, i los del cielo, si quieren entre nubes. Adornase con Serafines i con Angeles enteros que tienen algunos de los atributos. El Dragón, enemigo común, se nos avia olvidado a quien la Virgen quebró la Cabeça, triunfando del pecado original I sie[n]pre se nos avia de olvidad.

Francisco Pacheco, El Arte de la pintura, su antigüedad y grandezas, Sevilla, por Simón Faxardo, 1649, pp. 481-484.
Francisco Pacheco. Inmaculada con Vázquez de Leca, 1621. Colección del Marqués de Reunión. Sevilla. Foto: Daniel Salvador.

A partir del siglo XVII se produjo un esplendor artístico que se plasmará en multitud de imágenes de la Inmaculada que van popularizando, con pintores como Pacheco, Velázquez, Francisco Herrera, Roelas, Sánchez Cotán, El Greco, Cajés, Zurbarán, Ribera, Valdés Leal, Murillo y sus discípulos e imitadores. Todos contribuyeron a la difusión de la devoción, paralelamente a los estudios teológicos que llegan a Roma para solicitar la declaración dogmática.

Fuentes de consulta.

close

¡Hola! 👋 Soy Zoraida.

Si te gusta lo que hago, puedo enviarte las actividades y rutas que organizo.

¡No te enviaré spam! Lee la política de privacidad para más información.

4 respuestas

  1. Cuánta información, qué trabajado está el artículo, a partir de ahora la Inmaculada Concepción entra en otra dimensión para mí.
    Debería haber más contenido en las aulas, en la asignatura de religión yo metería visitas a museos con guías como tú para completar la formación de los alumnos.
    Enhorabuena 👏👏👏👏

    1. La Inmaculada Concepción tiene una complejidad… Es mucho más de lo que aparenta, y no todo queda en este artículo, también hay otro, y aún con los 2 artículos falta info…
      Con respecto a las visitas de las asignaturas de religión, yo he hecho un par de visitas guiadas a niños que venían al Salvador y al Hospital de la Caridad, con sus profes de religión del insti.
      Muchas gracias por tus palabras 🙂

    1. Muchas gracias a ti por leerla, me alegro que te resulte interesante 🙂
      Puedes pedirme los temas que te gustaría que tratase en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *